Curiosidades botánicas: la fresa.

Las fresas comprenden varias especies del género Fragaria y de la familia de las Rosáceas. Existen especies silvestres y otras que son cultivadas porque sus frutos son comestibles.

Curiosamente, la parte roja de la fresa que se considera el fruto, no es un verdadero fruto. Cada flor de las fresas produce varios frutos secos — sí, has leído bien, he dicho frutos “secos”— que contienen cada una única semilla en su interior. A este tipo de frutos se le conoce con el término botánico de aquenio, y son cada uno de los granitos que tiene la superficie de la fresa. Cada fresa alberga entre 150 y 200 aquenios. Por lo tanto, la parte roja comestible de la fresa no es el fruto en sí, se trata de un engrosamiento del receptáculo floral que rodea a los verdaderos frutos o aquenios. Así que si alguna vez te preguntan por un ejemplo de fruto seco puedes decir tranquilamente que las fresas lo son.

Aquenio fresa