¿Sabías que…?

Muchas especies de plantas han ido evolucionando a lo largo de los siglos sufriendo adaptaciones para lograr sobrevivir ante las adversidades. Hoy os quiero hablar de algunos ejemplos.

La jara pringosa (Cistus ladanifer), especie que encontramos en muchas zonas de encinar de la Península Ibérica, tiene la peculiaridad de que sus semillas germinan mucho más fácilmente con altas temperaturas, de forma que tras un incendio a los pocos días empiezan a germinar colonizando el área quemada.

 Foto tomada de http://www.jardineria.pro/tag/cistus-ladanifer

Existe una gran variedad de especies aromáticas, con flores de distintos colores y aromas. Ésta es la táctica que tienen muchas plantas para atraer a los insectos facilitando la polinización de sus flores de manera que la especie asegura su propagación. Un ejemplo, que podemos encontrar fácilmente en España, es el romero (Rosmarinus officinalis).

 Foto tomada de origin-www.telemundo.com

Muchas coníferas viven en zonas de clima continental que se caracterizan por tener inviernos muy fríos y veranos muy calurosos. De ahí que muchas coníferas tengan porte piramidal para que el peso de la nieve no tronche sus ramas. Son especies que tienen diminutas hojas perennes impermeables, dispuestas de manera que evitan la ciruculación del aire y por lo tanto la pérdida de agua por evaporación. El pinsapo (Abies pinsapo) es un buen ejemplo:

Foto tomada de http://unmundoinvisible.blogspot.com/2010/05/pinsapo.html 

Las plantas suculentas y los cactus están adaptados a vivir en zonas extremadamente áridas o desérticas, donde soportan fuertes insolaciones y temperaturas de más de 45 ºC. Para ello, las plantas suculentas han desarrollado tallos y hojas carnosos en los que acumulan gran cantidad de agua. Además, estas plantas están cubiertas por una sustancia cerosa que las hace impermeables, evitando la evaporación de agua por transpiración. Las cactáceas han reducido la superficie de hoja en contacto con el aire al mínimo, hasta convertir sus hojas en espinas. De esta manera, además de protegerse de posibles depredadores, la pérdida de agua por evaporación es prácticamente nula. Su sistema radicular es superficial y muy amplio para poder absorber la mayor cantidad de agua.

Foto tomada de http://visitmyhub.com/amazing-photos/desert-cactus-hd-wallpapers-photos/

Otras especies, en lugar de desarrollar espinas en sus tallos y ramas para evitar ser depredadas por los animales hervíboros, contienen sustancias tóxicas de manera que los animales evitan comerlas. No quiero dejar de mencionar el tejo (Taxus baccata), que es un árbol tóxico en su totalidad excepto sus frutos que son carnosos y de color rojo brillante para atraer a los pájaros. Cuando éstos se las comen, colaboran con la propagación del tejo de dos maneras: los pájaros se comen el fruto entero, incluida la semilla que está en su interior, de manera que los ácidos del estómago actúan sobre la cubierta de la semilla facilitando su posterior germinación. Además, los pájaros mediante sus heces cargadas de semillas, ayudan a la expansión de la especie.

Foto tomada de http://www.semillassilvestres.com/forestales-reguladas-de-coniferas/249/taxus-baccata/

Esta entrada fue publicada en Arbustos, Aromáticas, Árboles, Curiosidades, Nuestro Planeta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Sabías que…?

  1. Invasión Verde dijo:

    la naturaleza es sorprendente!!

Déjanos tu comentario y te contestaremos cuanto antes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s