El mantillado de invierno del césped

Ha llegado octubre y, aunque el verano sigue sintiéndose, ya las noches y sobre todo las mañanas empiezan a ser frescas. Éstos días estoy empezando a ver en la zona donde vivo los primeros montones de mantillo a las puertas de algunos jardines. Sus dueños se preocupan por cuidar el césped durante el invierno para que la primavera que viene esté impecable. Lo que no saben es que están cometiendo un error.

El mantillado de invierno del césped debe hacerse en invierno, como su nombre bien indica. Si echamos mantillo al césped antes de tiempo, cuando lleguen las primeras heladas nuestro césped estará desnudo porque la capa generosa de mantillo que habíamos echado habrá desaparecido en parte por la acción de las lluvias, el sol y por su descomposición natural.

 

El momento ideal para mantillar es unos días antes de la primera helada del invierno, a razón de 1 metro cúbico de mantillo por cada 100 metros cuadrados de césped. Antes habremos ido suprimiendo paulatinamente los riegos hasta eliminarlos por completo durante todo el invierno, ya que la lluvia de estos meses suele ser suficiente. La forma de aplicar el mantillo es mediante pala sobre el césped bien corto. Debemos comprar el mantillo en un sitio de confianza que nos ofrezca garantías de que el mantillo está bien descompuesto y viene libre de patógenos y semillas, de lo contrario correríamos el riesgo de encontrarnos con la aparición de malas hierbas y enfermedades.

El mantillo es un producto natural formado a base de materia orgánica descompuesta, procedente principalmente de restos vegetales y estiércoles. Le aportará a nuestro césped los nutrientes necesarios para reanudar el crecimiento después de la parada vegetativa invernal. Además, al ser un elemento orgánico, desprenderá calor en el proceso de descomposición protegiendo al césped frente a las heladas, evitando ese color pardo-amarillento que afea tanto nuestro jardín. Los primeros días después de la aplicación el olor será fuerte y algo desagradable, pero con el paso de los días poco a poco irá desapareciendo. El mantillo también mejora la estructura del suelo elevando su capacidad de retención de agua y sus reservas nutritivas.

Si necesitas ayuda con tu jardín, visita www.tujardinoline.com